Pagina en Ingles Pagina en Ruso Inicio Contacto Agregar a Favoritos Mapa del Sitio
Glutatión y el envejecimiento

El sistema antioxidante del Glutatión es la fuente de la potencia del organismo para deshacerse de los radicales libres que amenazan a las células, dañan al tejido y los órganos, y consecuentemente hacen más lentos los efectos el envejecimiento. John T. Pinto del Centro de Cáncer Sloan & Kettering, en Nueva Cork EE.UU. declara: “El Glutatión es el antioxidante maestro.” Jean Harper en su exitoso libro “Detén el Envejecimiento Ahora!” comparte la misma opinión: “Ustedes deben elevar y mantener el nivel de Glutatión en sus células para permanecer jóvenes y vivir mas tiempo. Los niveles elevados de Glutatión en la sangre predicen enfermedades y eventualmente la muerte”.

Estas opiniones son el resultado de pruebas e investigaciones convincentes. Se ha encontrado que, conforme avanza la edad, hay una disminución del nivel de Glutatión en todos los tejidos e incluso en órganos vitales como el hígado, riñón, pulmón, corazón, brazo y cerebro. Estudios de laboratorio demuestran que el nivel de glutatión disminuye notablemente conforme avanza la edad de seres como mosquitos, moscas, ratas y ratones.

Resultados similares encontrados en humanos indican que, conforme avanza la edad las personas son más susceptibles las enfermedades y el deterioro del organismo. La concentración de glutatión en la sangre de personas más jóvenes (entre 20 y 40 años de edad) es de 20 A 40 % mayor que en personas entre 60 y 80 años de edad. Estudios conducidos por expertos en anti-envejecimiento (C.A: Lang, M. Julios y otros) demuestran que el elevar los niveles de Glutatión le otorga a personas de edad madura una ventaja física, psicológica y sociológica sobre los individuos con niveles mas bajos.

Los investigadores M. Julios y Calvin Lang midieron las concentraciones de Glutatión en individuos de más de 60 años de edad. Ellos trazaron estos valores conforme a su salud, número de enfermedades, y factores de riesgo (como el tabaco, alcohol, colesterol, tensión arterial y obesidad) para desarrollar enfermedades crónicas. Los niveles elevados de Glutatión correspondieron a una disminución en los efectos del envejecimiento y una mejor salud en general. Aquellos con un 20% más de Glutatión en la sangre experimentan aproximadamente un tercio de la proporción de enfermedades como artritis, tensión arterial alta, enfermedad del corazón, dificultades circulatorias y otras enfermedades.

El Dr. Lang también observó los niveles de Glutatión en un grupo de pacientes de 20-40, 40-60, 60-80 y 80-100 años de edad. El grupo más joven mostró niveles aceptables, pero el 14% de los individuos de 40-60 años y el 53% de los de 60-80 años mostraron niveles extremadamente bajos. Interesantemente, sólo un 24% de los individuos de 80-100 años de edad mostraron niveles bajos, lo que quizás explica como alcanzaron esa edad.

Los italianos G. Paolisso y M. R. Tagliamonte fueron un paso más allá, compararon a un grupo de adultos de menos de 50 años de edad con uno de más de 50 años de edad. Encontraron que tanto el Glutatión como la función antioxidante del organismo habían disminuido en el grupo de mayor edad. Sin embargo, un grupo de 100 años de edad mostró niveles más altos de Glutatión que el grupo de más de 50 años de edad. De nuevo, esto puede explicar su longevidad.

Varios investigadores han demostrado que el período de vida puede extenderse llevando una alimentación adecuada y manteniendo un bajo porcentaje de grasa corporal. No se ha encontrado ninguna explicación satisfactoria para este fenómeno, pero algunos científicos han demostrado que los niveles de Glutatión se mantienen elevados en individuos con estas características. Se cree que el Glutatión puede formar parte de un mecanismo molecular que contribuye a la longevidad.

S.L. Nuttal y su equipo Británico publicaron un estudio relevante que compara los niveles de Glutatión en individuos de diferentes edades y estados de salud. Los jóvenes saludables mostraron niveles más altos de Glutatión que los ancianos saludables. Los niveles mas bajos de Glutatión se encontraron en pacientes enfermos y de mayor edad. Los resultados mostraron claramente que el nivel de Glutatión disminuye mientras las personas envejecen y enferman. Mientras más severa es la enfermedad, es más evidente la disminución en el nivel intracelular de Glutatión.

A través de estudios de laboratorio, un grupo de científicos están intentando averiguar si el elevar el nivel de Glutatión puede en realidad extender el período de vida de una persona. El experto en anti-envejecimiento John Richie Jr. Piensa que la disminución en el nivel de Glutatión puede ser la causa bioquímica que acelere el proceso del envejecimiento. En un experimento se les suministró a mosquitos el medicamento MgTC, el cual eleva el glutatión y es similar al medicamento OTC. Como resultado se encontró que los niveles de Glutatión aumentaron de un 50 a 100%, y el período de vida se extendió hasta un 40%.

En trabajos previos hemos demostrado el deterioro con la edad de una serie de funciones de las células inmunitarias descritas como marcadores de salud y longevidad, e igualmente, hemos comprobado cómo éstas mejoran tras la administración del antioxidante precursor del glutatión: N-acetilcisteína (NAC). Pacientes y métodos: se estudió a 36 mujeres posmenopáusicas seleccionadas aleatoriamente, 18 de 50-60 años y 18 de más de 70 años. La NAC se administró en dosis diaria de 600 mg, durante 4 meses. Antes de iniciarse el tratamiento, a los 2 meses de comenzar el mismo, una vez concluido y 3 meses después de su finalización, se procedió a la extracción de sangre periférica. Como control de edad se empleó a 18 mujeres de 30-40 años, a las que se extrajo sangre una única vez. Se estudiaron los valores de glutatión total en linfocitos, neutrofilos y plasma mediante cinética enzimática por espectrofotometría. Resultados: con el envejecimiento se produce una disminución en los valores de glutatión. El tratamiento con NAC es capaz de aumentarlos en los leucocitos, efecto que no se ve reflejado en el plasma. El aumento en las células inmunitarias se aprecia ya a los 2 meses de tratamiento, es más relevante a los 4 meses y se mantiene a los 3 meses tras su finalización. Conclusiones: la disminución en los valores de glutatión de las células inmunitarias con la edad podría explicar el deterioro funcional que éstas experimentan. La administración de NAC (la cual se transforma en cisteína) podría mejorar la función inmunitaria mediante el aumento de esos valores.

El Dr. Gustavo Bounous y su equipo de investigadores en la Universidad de McGill en Montreal Canadá, demostraron este efecto de anti-envejecimiento utilizando un producto natural derivado de la leche para elevar los niveles de Glutatión, e hicieron pruebas suministrándolo a ratones. Compararon los niveles de Glutatión y el período de vida de los ratones en una alimentación normal con los de aquellos que se estaban alimentando con el preparado. No solo se encontró que los niveles de Glutatión eran más altos, sino que además los ratones que se alimentaron con el preparado tenían un período de vida de 27 meses (equivalente a 80 años de edad en seres humanos), comparando a un peíodo de 21 meses de vida (equivalente 55 años en seres humanos) en ratones que siguieron una alimentación normal. Este es un aumento asombroso de 30%.

 Inflamación y el envejecimiento

Casi todas las enfermedades conocidas y mas las crónicas, incluidas las degenerativas, cursan con inflamación, lo cual es demostrable en los análisis de sangre de los enfermos, puesto que casi siempre existe aumento de la velocidad de sedimentación, proteína c reactiva y LDH (lactodeshidrogenasa) incluso por lo tanto aumento de la producción de acido láctico. Esta inflamación es sobre todo la causante de la sintomatología de la enfermedad incluido el dolor y los trastornos de la función del órgano o territorio afectado.

Porque la inflamación acarrea trastornos del funcionamiento bioquímico del órgano o territorio afectado por destrucción o compresión mecánica de las estructuras afectadas.

Si por ejemplo existe una inflamación hepática además de poder determinar en sangre los parámetros enumerados de la inflamación, dependiendo del grado de compresión o sufrimiento hepático podremos observar más o menos aumento de transaminasas, fosfatasa alcalina, bilirrubina etc. Y además otras sintomatologías por compresión, si llega a producirse, de los conductos biliares, como ponerse amarillo, picor etc. Pero de todo ello ha sido responsable la inflamación. Dependiendo del territorio o sistema afectado por esta inflamación la enfermedad recibirá un nombre en medicina y tendrá una particular sintomatología.

Por lo tanto regular esta reacción inmunitaria llamada inflamación es primordial, pero no administrando antiinflamatorios sintomáticos, si no regulando sus causas. La inflamación desmedida es producida por los descensos del oxido nítrico, el cual al descender la acetilcolina, provoca sobre todo aumento de la extravasación de leucocitos desde el compartimiento vascular a los focos lesionados, provocando esta inflamaciones desmedidas y también el aumento de la migración de la plaqueta creando hipercuagulaciones en las zonas afectas, con defectos de riego de las mismas.

Todo ello es posible atempéralo o solucionarlo con el producto RESURGEN, el cual regula o atempera todas estas adversidades bioquímicas, tal como avalan los resultados clínicos obtenidos por muchos terapeutas en gran cantidad de patologías. Los incontables nombres de las enfermedades en realidad no importan, lo que si importa es que casi todas ellas provienen de la misma raíz: demasiada acidosis en el cuerpo, que termina siendo como la madre de todas las enfermedades. Este acido produce gasto de glutamina y de glutamato, tal como hemos indicado, incluido ascenso de radicales libres y descenso del oxido nítrico.

Una de las estrategias para combatir los trastornos bioquímicos de la acidosis es administrar cisteína con el fin de ascender el glutamato y descender los radicales libres, ascendiendo el oxido nítrico. Esto lo logra el producto RESURGEN de esta forma se combaten los efectos de la acidosis. Las enfermedades son distintas en función del órgano, sistema o tejido afectado pero muchísimas de ellas son producidas por la misma causa primera, la prueba es que todas ellas se regulan, mejoran o se curan con el mismo remedio y esto no sería posible si no tuviesen un nexo común., a veces incluso enfermedades tan distintas, como las alérgicas y las reumáticas, incluso las dermatológicas. Teóricamente, al menos desde el punto de vista de la medicina oficial no tienen nada que ver, sin embargo existe una coincidencia que tenía que haber hecho pensar a los científicos y es que todas ellas cursan con inflamación, de las zonas afectadas.

En todas ellas está indicado el RESURGEN como gran regulador del pH, de los radicales libres y de la inflamación, hasta tal punto que en muchos de los casos es posible obtener sorprendentes mejorías. La muerte no es un hecho natural, la muerte se produce por enfermedad, la muerte es debida a que el organismo fracasa, cuando poco a poco se va deteriorando, por culpa y causa de estos desajustes de pH y sus subsiguientes regulaciones en forma de estas enfermedades, llamémosles de adaptación, las cuales con el transcurso de los años, hacen fracasar la simbiosis entre órganos o sistemas y conducen al derrumbe del edificio orgánico.

Cuando existe una acidosis manifiesta la glutamina al pasar por medio de la sangre por el riñón se escinde en sus dos componentes amoniaco y acido glutámico. El amoniaco es un gas y debe ser eliminado, su fórmula es nh3, para ello se transforma en ion amonio, cuya fórmula es nh4 y para ello toma un H+ de la sangre ósea un ion hidrogeno en consecuencia desciende la cantidad de iones hidrógenos en sangre disminuyendo la acidosis.

Cuando descienden lo iones H+, ascienden los iones OH-(por ejemplo el bicarbonato) y la sangre entra en alcalosis. Todo esto es normal y fisiológico es el normal balanceo del PH. Según desciende la acidosis ósea se va regulando, disminuye la cantidad de glutamina si persiste la acidosis, ósea el pH no se ha regulado obligatoriamente se tiene que formar mas glutamina para que cumpla su función y como está esta compuesta por amoniaco y acido glutámico, agota las reservas del mismo, pero como el acido glutámico es un aminoácido componente del glutatión, este también disminuye y como el glutatión es el principal controlador de los radicales libres, estos ascienden, dando lugar a multitud de enfermedades, ya que hacen descender el oxido nítrico dando lugar a un aumento de enfermedades inflamatorias (casi todas).

Ósea la propia regulación de la acidosis extrema o patologica da lugar a la aparición de estas enfermedades. Por otro lado el acido glutámico formado en la hidrólisis de la glutamina se hidroliza posteriormente en el hígado, formando por un lado amoniaco que irá a formar urea y por otro lado alfacetoglutarato que se incorporara al ciclo de krebs y lo reactivara, es decir lo acelerara dando lugar a la formación de gran cantidad de radicales libres, los cuales se encuentran con unos bajos niveles de glutatión, tal como hemos demostrado y producen grandes destrozos en el organismo.

 Envejecimiento y desintoxicacion

Cuando envejecemos, los niveles de Glutatión en las células disminuyen y nuestra susceptibilidad a las amenazas tóxicas de muchas drogas y contaminantes aumenta. Usualmente la salud de las personas mayores enfrenta suficientes desafíos y no necesita la carga adicional de las drogas y toxinas. Los conocidos investigadores del anti-envejecimiento, T.S.CHEN, J.P. RITCHIE y C.A. Lang sugieren que mientras mas bajo el nivel celular de Glutatión en hígados de personas de edad avanzada disminuyen su habilidad de desintoxicar al organismo de toxinas, incluyendo dosis del toxico acetaminofeno. Considerado el extenso uso de medicamentos que contienen este farmacéutico, esto es muy significativo.

 Inmunidad, envejecimiento y Glutatión

El envejecimiento se caracteriza por un declive en el sistema inmunológico, lo que contribuye en parte a una mayor incidencia de cáncer y otras enfermedades, sobre todo infecciones comunes relacionadas con el envejecimiento. Los investigadores R.K. Fidelius y M.E. Tsan del Servicio de Investigación de la Administración de Veteranos han relacionado los niveles bajos de Glutatión con el aumento de la susceptibilidad a las enfermedades. Se logró alterar la respuesta inmune al a través de elevar y disminuir los niveles de Glutatión.

Mientras el organismo envejece, el sistema inmunológico sufre cambios, y sobre todo los linfocitos T sufren los cambios más significativos, haciéndonos menos capaces de responder a los virus, bacterias y otras amenazas que acechan nuestro organismo. La misma insuficiencia de linfocitos T también se ha identificado como causante de ciertas enfermedades auto inmunes como la artritis reumatoide (AR) y el lupus sistémico (LS).

Otros equipos de investigadores lograron reforzar la repuesta inmune en animales de edad avanzada, suministrándoles Glutatión o medicamentos promotores del Glutatión como OTC (decarboxilasa ornitina) o 2ME (2-mercapto-etanol), y posteriormente estas pruebas se aplicaron en seres humanos. Los Drs. Simm Meydani y Dayang Wu de la universidad de Tufos demostraron que al agregar Glutatión a los glóbulos blancos de personas de edad avanzada da como resultado un acercamiento de la actividad inmune de estas personas a la de individuos mucho más jóvenes. El mismo equipo de investigadores realizó un estudio en un grupo de personas, suministrándoles suplementos alimenticios para elevar sus niveles de Glutatión. Este estudio dio resultados igualmente positivos sobre la respuesta inmune. Estos investigadores expertos en envejecimiento e inmunología llegaron a la conclusión de que el aumento del estrés oxidante y/o el bajo consumo de antioxidantes contribuyen al declive de la función de los glóbulos blancos y a la debilitación de la respuesta inmune en personas de edad avanzada.

 Conclusión

Hay pocas dudas de que el daño oxidante celular contribuye con el envejecimiento y muchas enfermedades que le acompañan. Las estadísticas comprueban que aquellas personas que llegan a vivir cien años o más han gozado de niveles extraordinariamente altos de Glutatión a nivel celular. También se conoce que los radicales libres son altamente destructivos. Ya que el Glutatión es un poderos antioxidante, no es extraño que exista un vínculo entre la longevidad y los niveles elevados de Glutatión en las células. El consumir suplementos alimenticios que nos provean de los precursores para elevar nuestros niveles de Glutatión, puede mejorar nuestras defensas inmunes y nuestra calidad de vida en un tiempo durante el cual la mayoría de las personas experimentan un problema de salud después de otro. Aunque nosotros no seamos ratones, la extensión de 30 a 50% más tiempo de vida demostrada en este roedor durante experimentos con Glutatión, demuestra que este puede reducir el desgaste de salud en general que acompaña al envejecimiento. Muy aparte del proceso de envejecer, la buena salud está vinculada con el mantenimiento óptimo de niveles de Glutatión a nivel celular en el organismo. El Glutatión ayuda al hígado a lidiar con los tóxicos de muchos medicamentos utilizados por los ancianos, mejora la calidad del ejercicio (que a su vez contribuye con el sistema de Glutatión y contribuye a al salud en general del organismo), mejora nuestra respuesta inmune en la edad que normalmente comienza a declinar, protege contra enfermedades relacionadas con el envejecimiento, y especialmente, mejora el funcionamiento de los linfocitos T los cuales forman parte critica del sistema inmunológico.

Quienes Somos | Mapa de Sitio web | Nota legal | Contacto | Pagina Inicio | Webmaster Diseñador

©2007-2016 Salud Totem. All Rights Reserved.

Por favor lea las cláusulas de denegación legal antes de acceder este sitio:
Por usar este sitio, usted asciende sobre las cláusulas del mismo. Si no esta de acuerdo, por favor absténgase a utilizarlo. La información en este sitio esta ofrecida para nuestros usuarios como un intercambio gratis y educacional sobre temas de salud y otros. Este sitio no pretende diagnosticar sobre ningún tipo de condición, ya sea física o mental. Este sitio no pretende en ningún momento sustituir el consejo profesional de un agente licenciado para esta tipo de prescripciones. En el evento que usted utilice información para su propia salud, o la salud de sus mascotas. El autor de este sitio no es ni un consejero legal o medico(a) o veterinario(a) y no extiende demandas de ningún tipo. Usted es mas que bienvenido(a) en acceder los enlaces expuestos en este sitio, y la determinación sobre el uso de los productos es explícitamente suya. Usted entiende que usted se esta prescribiendo a si mimo(a), lo cual constituye su derecho constitucional, por el cual el autor de este sitio no toma ningún responsabilidad alguna.